Réplica Cristo Yacente - Templo de S. Francisco, Villafranca del Bierzo (Escala 1:5)
 
 
 
Como ya sucediera hace aproximadamente dos años, cuando tallé el logotipo de la formación musical riojana Tierra Santa, en esta ocasión he realizado una segunda excepción dentro de mi linea de trabajo, ejecutando otra pieza que no tiene nada que ver con el mundo del motor.

  Todo comienza hace algo más un año, cuando la Orden Franciscana Seglar de Villafranca del Bierzo se pone en contacto conmigo por medio de su actual ministro, Francisco Javier Figueroa, para preguntarme si yo podría realizar una réplica a escala del Cristo Yacente custodiado en el
Templo de S. Francisco, con la finalidad de ser ésta expuesta en la muestra anual itinerante "Jornadas del Santo Sepulcro en la Provincia de León".

  La OFS participa en estas Jornadas desde sus orígenes en Sahagún, en el año 2.010, a las que asiste como invitada. Al año siguiente, 2.011, las Jornadas tienen lugar aquí, en Villafranca del Bierzo, siendo la exposición en el mencionado
Templo de S. Francisco.


        


        


        

  Pero en el año 2.012, las Jornadas se celebraron en Villamañán (a unos 130 km. de Villafranca), y es entonces cuando la OFS decide realizar una miniaturización del conjunto imagen-urna-andas, ante lo peligroso y complejo que resultaría transportar el original. Parte del conjunto, urna y andas, es realizado por Fernando Díaz ya para esta muestra, pero a mí me resultaba imposible realizar la réplica de la imagen a tiempo para esa ocasión, por lo que se añade una imagen provisional al conjunto miniaturizado, a la espera de la definitiva para la 4ª edición, la de este año, y que tendrá lugar en Grajal de Campos del 2 al 10 de marzo.

  Yo acepté el encargo con gusto, ya que, aparte de la satisfacción que supone poder crear algo que va a representar a mi población y hermandad en una muestra en la que participarán 35 cofradías diferentes de toda la provincia, me atraía mucho el reto personal de intentar reproducir una figura humana, cosa que no había intentado hacer nunca, y que realmente...., ¡¡no sabía si sería ser capaz de conseguir!!.

  El Cristo Yacente en cuestión, de autoría desconocida, es de estilo barroco, atribuído al S. XVIII, aunque quizá pueda ser del S. XVII. Su tamaño es bastante grande, aproximadamente 1,8 metros de longitud, y está realizado en madera de nogal policromada. Tiene paño de pureza con cordón y sin lazo, con una abertura bajo éste que deja ver su pierna derecha casi totalmente. Tiene la barba dividida en dos y el pelo muy largo, aunque solamente visible en su parte posterior, con excepción de un mechón que le cae por la parte derecha de su cara. No tiene corona de espinas, como es habitual en los Yacentes, aunque, por la forma del pelo, pudiera haber tenido en su momento una de "quita y pon". Como se puede apreciar en casi todos sus detalles, la imagen parece no haber sido creada con el fin de ser utilizada en posición horizontal, si no en vertical. Hasta hace algo más de un siglo, se sabe que esta imagen era utilizada en el acto del Desenclavo, en Semana Santa, ya que sus brazos son articulados a la altura del hombro, aunque dichas articulaciones han sido fijadas y tapadas en su última restauración. Pero los brazos parecen no ser los originales de la imagen, por lo que quizá tampoco fue el acto del desenclavo su primitiva misión, si no en una reforma posterior....




(Fotografía del acto el Desenclavo, que tenía lugar en el Templo de S. Francisco. Se puede ver la imagen que nos ocupa anclada a la cruz, en posición vertical y con los brazos extendidos. Este acto dejó de realizarse a partir de la primera década del pasado siglo XX)

 
  En fin, el tema da para escribir muchas lineas más, pero vamos a centrarnos en lo que nos ocupa. Aprovecho en su momento los preparativos de la imagen de cara a la Samana Santa 2.012, para hacerle la mayor cantidad posible de fotos desde todos los ángulos y a todos sus detalles, para así tener información suficiente y poder afrontar este trabajo. Estas son algunas de ellas:


        


        


        


        


        


        


        


        


  A finales del pasado otoño, me pongo manos a la obra siguiendo el proceso habitual de preparación de la de madera en el taller de mi tío Manolo. En este caso, barajé la posibilidad de realizar el trabajo en madera de nogal, como la imagen original. Pero me decidí por hacer el trabajo en madera de haya, como siempre, ya que ésta tiene una coloración mucho más similar al tono natural de la piel que el nogal. La escala de la pieza es aproximadamente 1/5 del tamaño de la original. Comenzamos perfilando un poco la pieza:


        


        


  Dando forma al paño de pureza:




  Llega lo más difícil, el rostro:


        


        


        


  Dando forma a los brazos:


        


  Realizando el torso y los pliegues del paño:


        


        




  Ahora las piernas:


        


  Los pies:


        


    Detalle del ensamble del mechón de pelo que cuelga por su rostro:




  Lijando y puliendo todo, de arriba a abajo, para comenzar a dar color:


        


  El cuerpo está casi terminado, es momento de continuar con los brazos:


        


        



  Tonalidad oro en el borde del paño, ¡¡y listo para barnizar!!:


        


  Visto el paso a paso de las fotos, puede hasta parecer sencillo el trabajo realizado, pero lo cierto es que esto es lo más difícil que he realizado en toda mi vida. Han sido muchas horas, algo más de dos meses de trabajo en total, durante los cuales he llegado a desesperarme y desquiciarme por momentos, pensando que no lo lograría. Pero si algo me caracteriza, para bien o para mal, es mi perseverancia, y gracias a ella, estudiando durante muchas horas todas las fotos realizadas a la imagen original, con mucha paciencia y mucho tacto, pude ser capaz de realizar este trabajo, intentando ser lo más fiel posible a la obra original. Ahora, es a vosotr@s a quien os corresponde juzgar si el resultado es aceptable o no o no. Ahí van las fotos:


        


        


        


        


       


        


        


        


        


        
 

        


        


        


        
 

        


        


        


        


        


        


        


        


        


        


        


        


        




  Dos fotos más con la réplica:


        


  Y para terminar, unas fotos del conjunto completo (andas, urna e imagen) en el Templo de S. Francisco, justo después de haber sido bendecido:


        



 
  Y hasta aquí ha dado de si este trabajo, ¡¡muchas gracias por tu atención!!.



 
 







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 4 visitantes (36 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=